Archivo de la categoría: FOX

John Doe: lo único que me me gustó fue el final

He dicho.

John Doe, interpretado por Dominic Purcell, es un tipo que se despierta en una isla desnudo y no recuerda quién es. Es lo único que no sabe: quién es. Porque sabe todo lo demás. Toda la información del mundo y más allá (resto del universo, quiero decir). Datos significativos o chorradas, lo sabe TODO.

Decide ayudar a la policía para ver si así puede encontrar su identidad. Sufre de ceguera cromática (lo que tiene que ser una putada) pero algunas cosas las ve en color. Váyase usté a saber. Ni él mismo sabe por qué.

Yo, sencillamente, no me lo trago. Es imposible saber TODO sobre TODO. Y si lo sabe todo, ¿por qué no hace algo más útil, como cirujano de trasplantes? Tampoco me creo eso de ver algunas cosas en color… No son momentos en los que lo ve todo en color, no. Son algunos objetos o personas que ve en color. Venga ya…
Poco a poco va descubriendo toda una red que quiere algo de él, pero ni su magnífico cerebro sabe ni qué quieren ni quiénes son.

La serie fue cancelada al cabo de 21 episodios de una única temporada. Y lo único que mola de esos 21 episodios es la última escena. Todo lo demás es insulso. Lo único que resulta interesante es los datos que suelta por doquier.

Nota:
Por una vez IMDb y yo discrepamos. En ella tiene un 8,2. Yo le pongo un cuatro.

Enlaces:
IMDb.
Wikipedia.

Anuncios

Human Target, esa serie de “pif, paf, puf”

“Pif, paf, puf” es algo que dice mi madre (y que he adoptado) y que describe una película o serie de acción. En resumen, donde se dan de hostias (para los lentos: es una onomatopeya de cuando repartes leches).

Human Target es una de esas series. Pero no se reparten hostias como en las películas de Jean Cluade Van Damme, en las que te quieres morir de vergüenza de lo falso que es y que jamás admitirás en público que has visto algo suyo. No, en Human Target, lo primero que salta a la vista es lo curradas que están las escenas de pelea (cosa muy rara en una serie) y eso hay que apreciarlo. Además, es una serie basada en un cómic, y no sé vosotros, pero por norma general, no lo hacen bien. Pero hay excepciones. Human Target y The Walking Dead (de la que hablaré otro día) son ejemplos.

Christopher Chance (Mark Valley) es un personaje misterioso y del que se van sabiendo cosas poco a poco. Su trabajo consiste en proteger a las personas de amenazas serias. Lo hace junto con un ex policía, Laverne Winston (Chi McBride) y un criminal, Guerrero (Jackie Earle Haley).
La serie va por la segunda temporada en la que se añaden dos mujeres (en la primera temporada es lo que faltaba, estaba claro): Ilsa Pucci y Ames. Indira Varma (Pucci) hace un papel excelente, cosa que también hizo en Luther, de mujer rica que acaba de perder a su marido y Janet Montgomery (Ames), es una ladrona que puede robar, hackear y hacer de todo como nadie. Aunque su papel es más de enseñar carne, le da un toque a la serie que al final la hace imprescindible.

Es una serie entretenida, divertida y visualmente muy trabajada. Las historias están bien hiladas y al final caemos rendidos (o rendidas) al apocalíptico y pesimista Chance. Aunque yo admito que prefiero a Guerrero.

Yo creo que en realidad, lo que engancha de la serie son los personajes. Al principio un misterio completo y luego, aunque aprendes sobre su pasado, siguen siendo interesantes. Y, admitámoslo, normalmente se pierde el interés cuando conoces detalles.

Nota:
En IMDb tiene un 8,3 y yo estoy de acuerdo. Le pongo un 8,5.

Enlaces:
Wikipedia.
IMDb.


A %d blogueros les gusta esto: